Alejandra Ferrer apela al trabajo conjunto para mitigar el impacto de la crisis económica, un trabajo que tiene que estar basada en el bienestar de las personas

foto 2020 debat estat 2Hoy se ha celebrado la primera sesión del debate sobre el estado de Formentera en la sala de plenos. El debate ha empezado con la exposición de la presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, sobre la situación de la isla, el balance de gobierno y actuaciones futuras.

En la primera parte de su intervención la presidenta ha hecho un balance del trabajo realizado en los últimos meses y como han intentado paliar las consecuencias de la pandemia. Antes, sin embargo, Alejandra Ferrer ha tenido “unas palabras de condolencia para la familia y amigos de nuestra vecina que nos dejó víctima de la covid-19” y ha hecho extensivo este pésame “a todas las personas que han perdido un ser querido en esta crisis”.

En su discurso ha recordado que el día 14 de marzo se declaró el estado de alarma por la covid-19 y que unos días antes, por parte del Consell de Formentera, ya se tomaron una serie de medidas de cierre de instalaciones para evitar el contagio de nuestra población y controlar al máximo la propagación del virus.

Asimismo, Alejandra Ferrer ha explicado que “durante todo el confinamiento, la desescalada y los continuos cambios de normativa relacionada con las restricciones a cumplir por parte de la ciudadanía y el sector empresarial se hizo un gran esfuerzo por parte de cada una de las áreas para poder comunicar e informar de manera continua sobre todos estos cambios y así garantizar el cumplimiento”.

Seguidamente, la presidenta ha destacado que “poco a poco conseguimos salir del confinamiento y el esfuerzo se vio recompensado, Formentera había de ser uno de los primeros lugares en comenzar la desescalada, una transición hacia la nueva normalidad que puso a prueba la capacidad de gestión de la administración, de las empresas y también la capacidad de adaptación de la ciudadanía”.

Diada de Formentera
A continuación, la máxima responsable del Consell de Formentera se ha referido al acto institucional de la Diada de Formentera 2020, que según ha recordado se convirtió “en un acto de agradecimiento a todos los trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales de la isla que han continuado trabajando durante el estado de alarma para garantizar nuestra seguridad y calidad de vida dándonos tranquilidad”.

Reactivación económica
En cuanto a la apertura de la isla al turismo, la presidenta ha asegurado que “la situación sanitaria positiva a principios de verano así como haber pasado de los primeros en la nueva normalidad nos ha ayudado a tener una temporada turística buena en las circunstancias en las que nos encontramos y la mayor parte de los establecimientos han podido abrir”. Sin embargo, ha añadido que desgraciadamente a finales de agosto “empezaron a aumentar el número de contagios tanto a nivel nacional como internacional y la temporada alta se terminó de manera precipitada”.

Como resumen, Alejandra Ferrer ha dicho que gracias al esfuerzo de todos “hemos conseguido demostrar nuestra capacidad de gestión y esto nos ayudará de cara a la preparación de la temporada turística 2021 y a trabajar en las medidas necesarias para poder ser un destino lo más segura posible”.

La crisis sanitaria, según ha destacado, continúa “y nos encontramos aún en una situación muy complicada y para salir de ella tendremos que hacer pasos lentos y bien pensadas, con responsabilidad individual y trabajo colectivo, adaptándose en cada momento a las nuevas situaciones”.

Ayudas sociales y empresariales
Por otra parte, la presidenta ha declarado que “en relación a la parte económica todos somos conscientes de que lo peor está aún por llegar y que la recuperación será lenta. En este sentido, por parte del Consell de Formentera, aprobamos un primer decreto de medidas económicas y tributarias para hacer frente al impacto económico y social de la crisis sanitaria de la covid-19”.

Alejandra Ferrer ha asegurado que “se sigue trabajando en definir medidas y poner en marcha iniciativas para hacer frente a las consecuencias de la pandemia y para apoyar el tejido social y económico de Formentera”. En este sentido ha especificado en qué medidas se trabaja desde el Consell de Formentera:

- Implementar medidas de protección para reforzar los sistemas de apoyo social para las familias, empresas, trabajadores y autónomos
- Priorizar el apoyo inmediato a las personas y familias más vulnerables
- Apoyo al tejido comercial y empresarial de nuestra isla
- Garantizar la cohesión y atención social y que ninguna persona quede atrás por esta crisis.
- Reactivar la economía
- Diversificar la economía apostando por apoyar el sector primario y las nuevas tecnologías para potenciar la implantación de nuevas empresas y emprendedores que trabajen desde Formentera

“El objetivo final es mitigar el impacto económico derivado de esta crisis sanitaria entre las y los formenterenses así como entre el sector turístico y empresarial de nuestra isla. Para ello será necesaria la labor conjunta para poder reorganizar y reactivar la economía de la isla siempre con la conciencia de que son muchas las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y no tantos los recursos, por lo que tendremos que tratar la situación de manera más cuidadosa siendo la prioridad principal aliviar el impacto fiscal de familias y empresarios más vulnerables, facilitando con ello que la normalidad se recupere tan pronto como la situación sanitaria mejore”, según ha especificado la presidenta.

Servicios Sociales
Aparte de estas medidas, Alejandra Ferrer ha hecho especial incidencia en el trabajo hecho “para poder dar un impulso a la atención de las familias y el área de Servicios Sociales priorizando el pago de los expedientes en materia de bienestar social y la atención a las familias, así como el abono de facturas a los proveedores del Consell Insular de Formentera”.

Esta situación sobrevenida, entre otras, ha dejado patente el importante papel de los servicios sociales y de la necesidad de replantear las políticas sociales. Desde el Consell se han puesto en marcha diversas medidas para reforzar el sistema de bienestar social y de garantía de ingresos, según ha explicado:
 
-Inversión de 325.000 euros reservados a los Presupuestos Participativos de 2020 en ayudas a las personas y empresas para paliar los efectos de la crisis sobre la economía de las familias de Formentera
-Disponibilidad de una parte del superávit de 2019 para invertir en políticas sociales para 2020
-Modificación presupuestaria 300.000,00€ para ayudas alimentación y necesidades básicas
-Ampliación del importe del convenio firmado con la asociación Formenterers Solidaris (30.000,00€)

Además, la presidenta ha recordado que “en el pleno pasado se aprobó una modificación presupuestaria para adaptar las diferentes partidas a las ayudas que serán necesarias este invierno, entre las más importantes las relativas a vivienda y en bienestar social”.

Isla sostenible
En la segunda parte de su discurso, la presidenta se ha centrado en el trabajo realizado con el objetivo de que Formentera sea una isla sostenible tanto en la parte medioambiental, sociocultural y económica.

En cuanto a la promoción y ordenación turística la idea, según ha señalado es clara: “defender nuestra identidad propia Cultura, Medio Ambiente y Patrimonio, a la vez que mejoramos la calidad de nuestros servicios turísticos y el bienestar y calidad de vida de los residentes”. El reto para el 2021 es “garantizar la seguridad sanitaria y la llegada y estancia segura de nuestros visitantes y para asegurar a la vez la seguridad de la ciudadanía”, según ha añadido.

Derecho a la vivienda
Alejandra Ferrer ha hecho especial incidencia en que se tiene que “garantizar los derechos básicos de las personas, y uno de los más importantes es tener acceso a una vivienda digna, uno de los problemas más importantes que tenemos en Formentera y que con la crisis sanitaria se ha visto aún más agravado”. Por ello, se ha referido “a la modificación presupuestaria aprobada en el último pleno se ha destinado una partida para crear una línea de ayudas a la vivienda de 150.000€”.

Respecto a las prioridades, la presidenta ha hecho un resumen: “trabajamos para llevar adelante propuestas por los jóvenes, su formación y el acceso a la vivienda, las mejoras en saneamiento e impulso de los núcleos urbanos, la simplificación de los trámites administrativos y el apoyo a nuestro pequeño tejido comercial, la creación de infraestructuras para la gente mayor y el impulso a la participación ciudadana, la promoción del deporte base, el apoyo a la cultura y a la rehabilitación de nuestro patrimonio, completar la red de carriles bicis e implementar un nuevo servicio de transporte, controlar y limitar los fondeos, mejorar la gestión de los residuos orgánicos, la apuesta por energías limpias, impulsar la Cooperativa y nuestro sector primario, promocionar una Formentera 365 que mejore las posibilidades de nuestro tejido empresarial a la vez que nos ayude a mejorar la calidad de los puestos de trabajo y el equilibrio social, entre otros”.

Finalmente, Alejandra Ferrer ha concluido que “nuestro objetivo y la finalidad última de todo nuestro trabajo debe ser hacer que la gente viva mejor y más feliz”. En Formentera, desde la creación del Consell se han conseguido proyectos importantes, demandas históricas, “y ahora ha llegado el momento de profundizar en nuestro modelo de isla, y sobre todo una Formentera donde lo más importante sean las personas y su calidad de vida”.

Tras la intervención de la presidenta ha llegado el turno de palabra de los portavoces de los grupos políticos. Finalmente la presidenta ha utilizado su turno de réplica para cerrar la sesión. El próximo martes 6 de octubre se producirá la segunda sesión del debate del estado de Formentera donde los grupos políticos presentarán sus propuestas para debatir en la sesión plenaria.


1 de octubre de 2020
Área de Comunicación
Consell de Formentera